Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

17. Marketplaces para vender tus cursos digitales

Marketplaces para vender tus cursos digitales

En el capítulo de hoy, Héctor, nos cuenta que son los marketplaces, sus ventajas, inconvenientes y selecciona tres plataformas donde vender vuestros cursos digitales

¿Qué es un marketplace?

Pues bien, debéis de saber, a título general, que una plataforma marketplace es un sitio web que reúne a muchos vendedores que ofrecen sus productos y servicios centralizando los recursos para facilitar la gestión al vendedor. Es decir, tiene herramientas para que podáis cargar información sobre lo que vendéis, (como imágenes o vídeos), facilitar los pagos y canalizar la entrega del producto o servicio, en el caso de que sea de tipo digital, (descargable o visualizable de forma online).

Además, aportan utilidades como reseñas de otros compradores para mejorar el atractivo de lo que se vende de una manera comunitaria.

Un ejemplo, a título general, podría ser Amazon. Muchos vendedores tienen su espacio personal donde anuncian sus productos y el gran tráfico de visitantes que tiene el portal, (miles y miles de usuarios), hace que sea más fácil vender sus productos.

La única cuestión que no es tan positiva es de tener que pagar una comisión variable, en virtud de los criterios de cada marketplace, para poder participar en un pedazo de la plataforma.

Considerar que aquí váis a realizar una venta masiva de vuestros cursos por lo que el precio es algo que hay que considerar en virtud de la calidad del producto que tenemos entre manos y la competencia. Así que, amortizaremos el desarrollo de un curso a lo largo de varias ventas y a partir de entonces, conseguiremos comenzar a obtener rentabilidad de todo el tiempo que hayamos invertido desarrollándolo.

En cuanto a los pagos, estas plataformas suelen cobrarle directamente al cliente y posteriormente abonan al vendedor.

De los siguientes casos que vamos a mencionar, todos los marketplaces son de tipo horizontal. Es decir, que no hay ninguna temática exclusiva.

Importante explicar que los que hemos seleccionado para este capítulo necesitan que haya una manera de tutorizar el buen desarrollo del curso. Por lo que en ningún caso penséis que hecha la venta, se finaliza la relación con el alumno. Este puede formular preguntas que necesiten aclaración hasta el término del curso online y redactar su valoración final en la propia plataforma comercializadora para que otros usuarios lo puedan ver.

Todos los marketplaces realizan algún tipo de campaña de marketing, a través de redes sociales, Google o, incluso, de email marketing, enviando mensajes a su suscriptores con el fin de incrementar exponencialmente el tráfico que les visita. A la par, podréis realizar toda la publicidad digital y tradicional que consideréis para llevar nuevos visitantes hasta vuestro espacio en estas plataformas. En algunos casos es una opción muy interesante como más tarde veremos.

Marketplaces para vender cursos de formación digital

Aprendum

Tal como ofrecen en la plataforma, los usuarios interesados en realizar alguna actividad formativa, disponen de un comparador de cursos donde conocer toda la oferta a su alcance. Esta empresa sigue el mismo modelo que sus homónimas en otros países del continente americano pero con una gestión íntegramente española.

Nos comentaron a través del chat de atención al cliente del sitio web que colaboran con más de 100 centros de formación que, a su vez, publicitan sus cursos en el marketplace y los ofrecen a precio reducido debido a que son plazas limitadas durante un tiempo concreto.

Características de Aprendum

  1. Cuota mensual que parte de los 59€ al mes para publicar hasta 50 cursos y destacar uno entre los resultados de búsqueda de su web.
  2. El curso se contrata y se paga en el marketplace pero se imparte en el campus del profesor o centro formativo.
  3. Los alumnos pueden realizar valoraciones al final del curso.
  4. Permiten insertar en la ficha personal del vendedor los datos de contacto directo.
  5. Disponen de soporte técnico para ayudar a gestionar la cuenta creada.
  6. Además, los cursos pueden ser presenciales y no solamente impartidos de manera online.
  7. Solicitud de alta y más información en https://www.aprendum.com/centros/

Tutellus

Según este marketplace, con funcionamiento diferente al anterior, cuenta con una comunidad de más de medio millón de alumnos y fue fundada en 2012 por Miguel Caballero y Javier Ortiz, estando operativa en más de 160 países pero centralizada desde Madrid.

Características de Tutellus

1.- La gama de precios oscila entre cero euros, en los cursos gratuitos, y los 900€.

2.- Ofrecen su propia plataforma para que podáis cargar vuestros propios cursos en formato videotutorial. Adicionalmente, se pueden subir ficheros de audio, documentos PDF y otros recursos, pero solicitándolo primero.

3.- El proceso de creación una actividad formativa es paso a paso. Meramente es ir cumplimentando la información que te va pidiendo, como la descripción, recursos multimedia para su promoción, la estructura de los contenidos junto con los vídeos que podéis importar desde Youtube y finalmente el precio que tendrá.

4.- Dispone de un propio panel de métricas sobre la eficiencia de cualquier actividad formativa que hayamos publicado.

5.- La comisión de venta es del 30% sobre el precio que pague el alumno.

6.- Dispone de un programa de afiliados que permite promocionar un curso en cualquier sitio web o través de una campaña de emailing marketing. Si hacemos nosotros esta campaña, no comisionará el 50% del importe pagado por el alumno. Del restante 50%, Tutellus, se queda con su 30% y el resto para nosotros. Pongamos un ejemplo: Si un curso tiene un precio de 100€ y conseguimos que un usuario se registre a través de nuestro propio enlace de afiliados, conseguiríamos 50€ directamente. Del dinero restante, 15€ para Tutellus por su 30% de comisión y el restante, 35€, también para nosotros. Si sumamos, nos salen: 50€ + 35€ = 85€. En el caso de que la captación del alumno la haga el marketplace, serían 70€. Por lo que autopromocionar nuestros cursos mediante enlaces de afiliados compensa. Si dejamos a otros llevarse el margen de afiliación, nos quedaríamos 50€ únicamente.

7.- Ofrece un programa de promociones con cupones y descuentos. Implica hacer rebajas del 50% y hasta el 75% para aumentar el volumen de ventas. Cualquier profesor que haga un curso se inscribe directamente en este programa. Si no estáis interesados debéis comunicarlo.

8.- Permite pagar a los alumnos de manera aplazada a través de servicios financieros externos. Está posibilidad está incluida en el proceso del pago. Obviamente esto interesante si algunos de vuestros cursos tiene un precio un poco elevado y buscáis alguna fórmula para favorecer el acceso a un mayor público.

9.- Los profesores cobran su beneficio mensualmente a través de una cuenta de Paypal. Los pagos pueden llegar a ser 90 días después de la compra de un curso porque dan 30 días a cualquier cliente para solicitar un reembolso.

10.- Solicitud de alta y más información en https://www.tutellus.com/informacion/profesores

Udemy

En este caso, no vamos a encontrar grandes diferencias en la forma de la relación entre profesor y alumno. Aunque si vemos que es más completo en cuanto prestaciones, recursos de aprendizaje y volumen de usuario que, según citan, es de 15 millones. Queda claro que repartidos por los diferentes países donde la empresa está extendida desde su fundación en 2010 en EEUU.

Características de Udemy

1.- Podemos crear un curso gratuito para darnos a conocer usando una estrategia de inbound marketing. También podemos crear cursos de pago desde 20€ hasta 200€.

2.- Al igual que Tutellus, este marketplace ofrece su propia plataforma para que podáis subir vuestros contenidos en formato vídeo. Para comenzar, permite definir el perfil de alumno que puede estar interesado en el curso y sus metas. Lo siguiente será concretar la estructura del programa formativo donde añadir clases, ejercicios y exámenes. También, permite personalizar la portada del curso, donde deberíamos hacer hincapié en ofrecer una información atractiva aprovechando algún recurso multimedia. Un detalle interesante es el de poder añadir subtítulos a las clases de vídeo que subáis. Muy útil para captar un público con deficiencias auditivas. Además, permite configurar mensajes automáticos para cuando un alumno se inscribe y finaliza el curso digital.

3.- Al igual que Tutellus, tienen un 30% de comisión sobre el neto que pague el alumno. Eso sí, habrá que descontar un 3% previamente en concepto de gestión del cobro.

4.- Cuentan con un programa promocional donde si son ellos los que te traen al cliente, recibiréis el 50% y si lo conseguís por vuestros propios medios marketinianos, conseguiréis el 100%. Recordar que siempre habrá que aplicar antes el 3% que comentamos antes.

5.- Los pagos se realizan mediante Paypal o Payonner. Desde ambas plataformas podéis transferir el dinero a una cuenta bancaria cualquiera, pero desde Payonner también podríais acumular un saldo y con la tarjeta MasterCard, que os entregan, sacarlo desde un cajero o realizar compras en cualquier establecimiento.

6.- Uno de los factores más atractivos que tiene esta plataforma es la de contar con una biblioteca de aprendizaje donde los instructores, como lo llaman aquí a los profesores, pueden aprender sobre creación y edición de vídeo y de marketing digital a través de muchos artículos con consejos prácticos. Además, cuenta con una comunidad de habla hispana de formadores en Facebook con más de 3.000 personas. Muy útil para poder aprender de los demás profesores que se encuentran en el marketplace.

7.- Solicitud de alta y más información en https://www.udemy.com/teaching/

Ventajas y desventajas de los marketplaces para un profesor online

Resulta de mucha utilidad comenzar en un marketplaces cuando no tenemos demasiado impacto en Internet. Considerar que los miles de visitantes de una plataforma son personas que buscan formación y están allí para encontrar algún curso que les sea de utilidad. Tal vez pueden toparse con alguno de los vuestros.

Desde luego, aunque tengamos el mejor curso sobre una especialización muy concreta pero no lo ubicamos en un lugar visible, no conseguiremos venderlo.

Adicionalmente, permite hacer marketing de contenidos. Si, por ejemplo, creamos un curso corto de un par de horas en formato de vídeo y lo ofrecemos gratuitamente, podremos validar si hay interés en lo que hacemos. De esta manera, nos servirá para decidir si hay para realizar un curso completo por un precio justo.

Por el lado de las desventajas, podríamos considerar la comisión por cada curso, aunque un volumen de ventas mayor puede hacernos beneficiar, en principio. En líneas generales, es igual de bueno que os compren 10 cursos de 100 euros que 20 cursos de 50 euros. Salvo por el soporte de tutoría que deberías ofrecer, ya que se duplica.

Otro hándicap podría ser el tiempo en que estas plataformas tardan en abonar los pagos por ventas. Está claro que los casi 90 días de Tutellus son un fastidio.

De cualquier manera, siempre al comienzo hay que esforzarse, por lo que cuando consigamos tener una mejor presencia en Internet, puede que ya no nos interese seguir vendiendo en estas plataformas.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

Deja un comentario