Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

36. Entrevista a Paloma Reino. Mejorar como formador gracias a los mastermind

36. Entrevista a Paloma Reino. Mejorar como formador gracias a los mastermind

El tema de hoy, ya os aviso que me encanta, porque hoy vamos a hablar sobre los mastermind donde los profesionales nos reunimos para contarnos nuestras ideas, penas y alegrías.

Imaginaros un encuentro periódico con otros emprendedores donde conocéis las historias profesionales de cada uno ellos y descubrís que son personas que luchan día a día al igual que vosotros.

Las cuales tienen dudas, temores e ideas que brotan de sus cabezas pero quieren contrastarlas, no sólo con su público, también con otros profesionales con los que no tienen porque compartir su misma actividad, pero sí una vida emprendedora llena de ajetreo, esfuerzo, constancia y pasión por lo que hacen.

Esto es como puedo modestamente definir un mastermind. Pero como yo no soy un experto y si un entusiasta de todo lo que me facilite mis metas profesionales, me apunté a uno y descubrí a personas con las mismas inquietudes que yo. Algo de lo que no me puedo arrepentir.

Entonces, nos pareció muy interesante traer a Paloma Reino, mi mastermind coach, y que ella nos explique a todos de qué va todo este asunto y lo beneficioso para los emprendedores que es.

Si os parece bien, pasemos a ver que no relevó sobre todo este asunto.

¿Nos puedes dar una definición más correcta sobre qué son los mastermind y para qué sirve invertir un tiempo en reunirnos cada ciertos días con otros profesionales?

El término mastermind se habla mucho de él pero se comprende poco y se confunde con otras cosas.

Es un orígenes fue un término que utilizó Napoleón Hill, un periodista que dedicó 20 años de su trabajo y vida a escribir, posiblemente, el primer libro de autoayuda.

Entrevistó a más de 500 personas exitosas de su época para preguntarles por sus secretos para triunfar. Este libro llamado «Piense y Hágase Rico», data de 1937.

En este libro habló con un factor decisivo de éxito de los mastermind, (mente maestra), y acuño el vocablo.

En el ámbito de los negocios, para Napoleón Hill, un grupo de mastermind es la coordinación de sabiduría y esfuerzo entre dos o más personas personas trabajando en espíritu de armonía para la consecución de objetivos definidos y concretos.

Esta misma actividad de coordinación en espíritu de armonía también se hace fuera de los negocios y él hablaba de una tercera mente maestra que también se puede dar entre cualesquiera personas que se junten con este mismo espíritu de armonía coordinando sus esfuerzos.

Podemos tomar como ejemplo a Gandhi que fue capaz de unir a las personas en espíritu de armonía para conseguir la independencia pacífica del Reino Unido sobre la India.

Esto mismo se utiliza en las reuniones de los alcohólicos anónimos o en organizaciones religiosas, siendo designado de otra manera, pero el fenómeno natural que sucede es el mismo.

Napoleón Hill en otra obra suya se atrevió a describirlo de la siguiente manera:

Cuando dos o más personas armonizan sus mentes y producen el efecto conocido como «mente maestra», cada persona del grupo adquiere el poder de contactar y reunir conocimiento a través de las mentes subconscientes de todos los demás miembros del grupo. Este poder se vuelve inmediatamente perceptible, teniendo el efecto de estimular la mente a un ritmo más alta de vibración y de otra manera evidenciarse en la forma de una imaginación vívida y la conciencia de lo que parece un sexto sentido. Hay un activación extra cuando nos reunimos en estas condiciones, es decir, con un propósito común, buena armonía y coordinando los esfuerzos.

¿Cómo se organiza un mastermind? ¿Pensando en sus perfiles profesionales o en su nivel de emprendimiento?

Hay muchas variedades de cómo se puede hacer un mastermind. En los míos utilizo un método de reuniones efectivas, pero con un grupo más numeroso y están dirigidos a emprendedores, empresarios y profesionales.

Les ayudo a cumplir unos objetivos trimestrales. Porque en un negocio ponerse objetivos trimestrales es lo estándar y lo más coherente debido a que posteriormente se pueden ver los objetivos y cuáles de ellos se han cumplido, analizando si hay que aplicar correcciones y cambios de estrategia.

No podemos esperar un año para darnos cuenta de los errores cometidos durante este tiempo.

Además también, por lo menos en España, las presentación de impuestos es trimestral y todo esto son periodos que tienen sentido.

También hay una vinculación con las estaciones del año que también influyen mucho en el ánimo porque mis clientes tienen empresas unipersonales. Trabajan ellos solos y pueden que tengan alguna tarea delegada, pero todo depende de su esfuerzo personal.

Teniendo en cuenta que lo hacemos por trimestres y que se van a marcar unos objetivos, lo que hago para reunir a los grupos es tener en cuenta el nivel de negocio en el que se encuentran y no tiene que ver con los ingresos.

Por ejemplo, el grupo que organizo los jueves por la mañana es un grupo de personas que puede que tengan o no un negocio ya y que quieren tener una actividad online para captar nuevos clientes para su negocio.

Un caso concreto:

Una nutricionista tiene un negocio, un espacio donde hay varios profesionales trabajando, ella es la dueña, tiene ingresos y hace una actividad de coaching nutricional presencial en sus instalaciones, uniéndolas a la impartición de conferencias. Además, quiere hacer marketing online para atraer clientes para sus sesiones de coaching que también las dará online.

Otras personas, que ni siquiera tienen una profesión un negocio fuero, pero quiere reinventarse en base a sus talentos. Son personas que pueden ofrecer una transformación a otras personas en algún campo.

Ellos están ahora generando una audiencia en Internet, creando «engagement» con su grupo virtual para después ofrecerles algunos servicios que aún no saben como hacerlos.

Son personas que todavía no han activado su negocio a nivel online. No han hecho una primera venta o han realizado una fortuita.

Sin embargo, las personas que tengo en el segundo grupo son personas que ya tienen establecido un negocio en Internet y viven de ello. Lo que pretenden es escalar su negocio y yo las entrevisto para analizar la consecuencia de objetivos.

¿Cómo se gestiona las emociones cuando se emprende?

Lo primero que hay que decir y que es fundamental es que la gestión de las emociones es algo básico porque influyen muchísimo en tus resultados cuando estás tú solo.

Cuando estás solo, «tu te lo dices, tu te lo comes», como se suele decir.

Entonces, hay cosas que cada uno puede hacer por su parte. Hay grupos y especialistas en gestión de las emociones. Sobre todo detectarlas y desmontarlas.

Pero el hecho de estar acompañado por otras personas que te van a recordar tus últimos logros, que te van a recordar lo que vales, que te hacen ver los testimonios de tus clientes, que tu estás viendo que pasan por baches y salen de ellos.

Todo esto te da una confianza que te va empujando de sesión a sesión y te mantiene arriba. No estás tú solo. Esto sería algo fundamental.

¿Cuál es el mensaje de visión al futuro que se le intenta transmitir al emprendedor?

Esto tiene mucho que ver con la visión que yo ahora mismo tengo del mercado de la formación para emprendedores online.

Tuvimos un momento en que en Internet no había nada de contenido o muy poco y Google está favoreciendo que hubiese mucho contenido.

Estamos con los blogs y ofreciendo mucho contenido gratuito. La gente iba al contenido gratuito.

Luego se han hecho muchos cursos, muchas formaciones y la gente se ha ido concienciando de que tenía que pagar por el compromiso de un profesional para ayudarle.

Pero, aun así, lo que estamos constatando es casi nunca solamente con la formación, la gente consigue despuntar en su negocio. Necesita un seguimiento y el coste por pagar a un mentor es muy alto. Además, no siempre encuentras el mentor que encaje contigo.

Sin embargo, un mastermind siempre lo puedes tener por tu cuenta.

El caso de los míos son facilitados por una profesional experta como soy yo y es importante.

Pero sean como fueren, los mastermind son importantes para apoyarnos mutuamente y para compartir conocimientos.

Tengamos en cuenta que los empresarios de alto nivel suelen tener masterminds. Cuando traigo invitados vip a las reuniones, personas que están por encima del nivel del resto de participantes, ellos confiesan que tienen los suyos propios.

De hecho, en E.E.U.U. hay empresas que se dedican a organizarlos. Como lo que hago yo pero a nivel empresarial. Es el caso de «Vistage» y «Dale Carnegie».

Esto quiere decir que los mastermind son importantes porque son espacios creativos del conocimiento.

Ahora no es como antes donde tu abuelo te enseñaba lo que su abuelo le había enseñado y aprendías a hacer las cosas en la vida. Antes se respetaba mucho la autoridad porque la cultura te iba enseñando todo.

Pero ahora cambia todo tan rápido. Por ejemplo, en Internet lo que valía hace dos o cinco años, deja de valer ahora en materia de marketing online.

Por eso es tan importante el mastermind porque creamos soluciones nuevas a problemas actuales y a la medida de la persona que participa porque cada uno de los componentes tienen distintas experiencias y distintos conocimientos.

Respecto a los mentores, ellos te dan un único foco y que ha ellos le sirve, pero tal vez no sirve para ti. Tiene que haber una adaptación individual.

¿Qué nos puedes contar sobre el reto antisabotaje y de dónde sale este concepto?

Una cosa que evidencian las personas que están en un punto de su emprendimiento y que todavía no han consolidado su negocio y con esto me refiero que no tienen ya puestos los carriles de su negocio de «yo me voy a comunicar de esta manera», «voy a hacerlo por estos canales», «este va a ser mi embudo de conversión».

Todavía están tanteando, sobre todo las personas que andan así, descubren que los principales auto saboteadores de sus proyectos son ellos mismos.

El reto antisabotaje consistía en las cosas que he detectado yo sobre otros profesionales que participan en los mastermind que nos detienen y bloquean.

Hice cinco vídeos en los que hablaba de estos auto sabotajes, qué son, cómo detectarlos y qué hacer.

Tuve la colaboración en el grupo de que cada uno diese su “tip” antisabotaje. Eso demostraba que cada uno se daba cuenta de sus malas prácticas y que las combate de alguna manera.

Por ejemplo el miedo a salir en público en un «Facebook Live» y dirigirse a su público.

Puedes conocer más información sobre ello en su grupo #RetoAntiSabotaje.

¿Cómo pueden los interesados conocerte mejor y localizarte en Internet?

Por donde mejor mejor me podéis conocer, por ser el lugar donde más público y tengo actividad, es por mi propio perfil de Facebook como Paloma Reino.

También, el camino más seguro es que vayáis a mi página web donde están mis redes sociales. Principalmente me pueden conocer por la de Facebook.

 

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

Deja un comentario