Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

12. Secciones e información básica para lanzar una página web

12. Secciones e información básica para lanzar una página web

En el podcast de hoy, Héctor explica la información básica debe tener una nueva página web cuando la lancemos. Dándole continuidad al anterior podcast donde hablábamos de cómo hacer una página web y en qué lugar alojarla, es oportuno hablar sobre qué contenidos debe tener nuestro nuevo sitio web antes de publicarla.

Es importante considerar que la información debe de estar organizada en varias secciones, de manera, que un visitante pueda navegar por ellas de una manera intuitiva y cómoda. Así conseguiremos satisfacer sus dudas básicas respecto a nuestro proyecto y conocernos un poco más.

Por lo que vamos a ir paso a paso descubriendo los básicos para un proyecto de formación online.

La estructura general del sitio

Algunas características muy sencillas que deberían estar si o si en este nuevo proyecto online.

  • Ser visuales. Ya conocéis el dicho “más vale una imagen que mil palabras”. Y es que no hay nada mejor de atraer la atención con una buena imagen que represente algo de lo que hacemos. Y si es un vídeo, mejor que mejor.
  • Compatible con dispositivos móviles. Esto es de preescolar porque pensar que casi 3 de cada 4 personas entrarán a vuestra web con su smartphone o tablet. Y esto hace plantearse una web que se vea perfecta en estos dispositivos.
  • Logotipo y menú. No vamos a ser muy puristas con la calidad del diseño y lo que representa este elemento de vuestra marca pero considerar una cosa, que sea tan legible en una pantalla pequeña como en una de mayor tamaño. Evitar borrones por añadir demasiados elementos ornamentales. Lo básico triunfa sobre recargado. Respecto al menú, evitar poner más de 5 o 6 elementos principales y utilizar los submenús para organizar los diferentes apartados que tenga el sitio web. Evitar, sin duda, todo lo que conlleve complicaciones y pasos innecesarios al usuario.
  • Pie de página. Es el último bastión de vuestra página web. Y como tál utilizarlo para aportar información que queréis reforzar en última instancia, accesos a secciones del sitio, vuestros datos de contacto, enlaces a textos legales y a vuestros canales en redes sociales.

Ahora vamos a continuar mencionando cada uno de los apartados con los que contaremos.

Portada de la web o index

Aquí, el primer cometido es el de informar a grandes rasgos cuál es nuestro cometido y que vamos aportar al potencial alumno que nos visita.

La manera más sencilla es la de enumerar los conceptos básicos de vuestras habilidades profesionales. Por ejemplo, podéis indicar una serie de necesidades que vuestro alumno tiene y la manera que tenéis de satisfacerlas. Procurar que la información que aportéis debe de estar pensada para cubrir esas necesidades y no para contar lo que hacéis. Es más una manera de aportar valor a la solución del público potencial. Aprovechar los recursos gráficos que hay en Internet para incluir iconos o imágenes sencillas que ayuden visualmente a comprender el texto.

Aquí tenéis algunos enlaces de lugares con bancos de imágenes gratuitos.

Los testimonios reales son algo muy práctico que puede aparecer en portada. Las opiniones de antiguos alumnos que confiaron en vosotros en una breve reseña habla por sí mismas de la calidad del servicio que recibieron. Procurar aportar enlaces a sus perfiles sociales para demostrar la existencia real de cada una de esas personas. Otra opción es la de hacerlo en vídeo, subirlos a Youtube e integrarlos en vuestra página de inicio. Todo esto aportará credibilidad a vuestro proyecto de formación online.

Explicar brevemente los servicios que ofrecéis sin entrar en demasiados detalles. Podéis acompañarlos de algunas referencias adicionales como vídeos donde se os vea impartiendo una clase o una charla informativa. Aportará solidez a vuestro mensaje global. Así que, aumentar vuestro valor como profesionales os hará más interesantes ante el resto.

Las últimas entradas del blog o podcast son también otra forma de llamar la atención, tal vez, entre los titulares de los artículos haya alguno que sea de intereses para el visitante que empieza a pasar su tiempo interesándose por vuestros servicios como formador.

Recordar que la parte que más se visualiza de una página web es la superior, es decir, todo lo que entra en la pantalla, según se abre el sitio, de un ordenador o un smartphone sin desplazarse hacia abajo. Deberemos de enseñar lo que consideremos más importante y atrayente en la parte superior y organizar jerárquicamente el resto de lo que incluyamos por debajo.

El consejo final para este primer espacio es que no sobrecarguéis con contenidos innecesarios o que se deban desarrollar en otro apartados. Tampoco es bueno abusar de imágenes demasiado grandes y vídeos que reproduzcan automáticamente. Optimizar el tiempo de carga de la página, va a beneficiar el posicionamiento natural en Google.

Quién soy – About me

Para continuar con los contenidos iniciales que podemos incluir en nuestra página web, necesitaremos crear si o si un espacio que hable sobre nosotros para dar a conocer a la persona que está detrás de todo el proyecto.

Hace ya tiempo se implantó como estrategia el “storytelling” que se basa en contar una experiencia vital para agradar y tratar de conquistar la parte emocional del oyente o lector, en nuestro caso. Contar vuestra experiencia profesional pero desde el punto de vista personal. Es decir, explicar cómo la experiencia de vida os ofreció una solución a la lucha de conseguir el reto que os hace ser mejores formadores a día de hoy. Las historias emocionales hacen empatizar a las personas que las conocen, haciéndolas partícipes en primera persona. Una muy buena manera de acercaros más a vuestro público potencial. Mostraros transparentes y no dejar nada que genere desconfianzas.

Si disponéis de certificaciones, sellos de homologación, premios, colaboraciones relevantes o libros publicados, por ejemplo, podéis compartirlos aquí para reforzar vuestro trabajo profesional.

Y si, tal vez, os gusta estar delante de una cámara, saber que no hay nada mejor que un vídeo para explicar con vuestra propia voz todo lo que queréis contar sobre vuestra historia. Debéis aportar soluciones, una vez más, en vez de venderos como el mejor de vuestro entorno. Ser humildes y procurar buscar la empatía del que os está visitando. Esto os ayudará.

Servicios que ofrecéis

Enlazados desde la portada para ser ampliados y unidos a otros, debéis disponer de un apartado donde reunir todos los servicios con los que cuenta vuestra cartera profesional. Tal vez, sean cursos tutorizados en un campus virtual o tal vez una consultoría formativa a medida para cada alumno.

Organizar bien la jerarquía de lo que mostréis porque, en virtud de lo antes comentamos sobre lo que haya en la parte visible sin mover el scroll vertical, debería de ser lo que más importante a ofrecer a vuestros alumnos potenciales. Podéis hacer pruebas e ir ajustando el orden en virtud de las conclusiones que obtengáis.

Al margen del orden, cada servicio ofrecido debe de estar lo mejor posible documentado. Esto tiene una doble virtud, aportar información para demostrar lo completa que es vuestra oferta formación y minimizar el número de dudas que os puedan realizar. Recordar que el tiempo que se invierte en resolver las preguntas que haya sobre vuestros servicios puede retrasaros en lo que verdad os importa, mejorar vuestros contenidos y captar nuevos clientes.

Algo que puede servir de ayuda es incluir una zona de “preguntas y respuestas” con las dudas más frecuentes que os hagan. De esta manera centralizaréis la información en vuestra página web y seréis más rápidos resolviendo las preguntas.

Vuestra propia bitácora

En virtud de cual sea vuestra estrategia de creación de contenidos, deberéis apostar por escribir más artículos relacionados con vuestros servicio dentro de un blog o invertir más tiempo aportando soluciones en lugares sociales. Dadle un vistazo al podcast número seis donde hablamos sobre todo esto.

La frecuencia es importante, pero no más que la constancia. Plantearos un calendario editorial con los días que os parezca oportuno publicar algo nuevo.

Y respecto a la extensión de los artículos, Héctor no recomienda nada con menos de 500 palabras. Esto es debido a que si un artículo es completo y aporta utilidad, seguramente sea compartido y comentado por otras personas. No significa que la longitud sea lo más importante. Si solo vais a aportar contenido vacío y sin interés de ningún tipo, dará igual que tenga 500, 1.000 o 2.000 palabras.

Si habláis de asuntos que no estén vinculados entre sí aunque si se pueda albergar bajo vuestro proyecto de formación, considerar crear categorías para clasificarlos mejor. Tal vez, queráis abrir una sección dentro del blog que incluya noticias y novedades del sector pero no mezclarlas con el contenido de valor que ofrecéis y de esta manera os ayudará a organizar todo.

Zona de contacto y localización

Ahora que ya disponemos de nuestro contenidos organizados, vamos a centrarnos en cómo vincularnos de alguna manera con el visitante para darle solución cuando se le plantee una duda o quiera contratarnos.

Pensar que no puede faltar nunca vuestra dirección de email y, si lo consideráis por aspectos de productividad, vuestro número de teléfono. Adicional a todo esto, es muy recomendable incluir un formulario de contacto que le dé forma a todos los mensajes que os envíen, incluyendo nombre, email, teléfono de contacto, si lo consideráis, y un pequeño espacio donde escribir el motivo para escribiros.

Adicionalmente, si vuestro proyecto incluye un lugar físico donde se realicen actividades formativas y sea interesante darlo a conocer, no olvidéis incluir un mapa de Google Maps para facilitar el localizaros a todos los interesados.

Textos legales

En Europa y más concretamente en España, existen unas leyes que nos piden incluir cierta información sobre nuestro proyecto digital, el uso que le daremos a los datos que recojamos en el formulario de contacto y sobre las cookies que utilizan utilidades como el sistema de estadísticas de nuestra web o el mapa de Google Maps que incorporamos anteriormente.

No es hablar hoy aquí sobre materia legal, aunque considero que sería interesante preparar un podcast hablando sobre estos puntos y la importancia que tiene cumplir la LOPD y la LSSI que es como se llaman estas leyes.

Debería de haber, al menos, tres documentos importantes:

  • Las condiciones de uso y privacidad del sitio web.
  • La política del uso de cookies.
  • El texto que advierte de las condiciones legales que se aceptan al enviar un formulario de contacto.

Fijaros en los textos que hemos incluido en SoyProfesorOnline.com, seguramente puedan valeros adaptándolos, lógicamente, a vuestras condiciones particulares. Si realizáis ventas en vuestra página web, tendréis que incluir más información sobre vuestras política de pagos y devoluciones.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

Deja un comentario