Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

41. Idea de negocio. Autoescuela live streaming. 3ª parte

41. Idea de negocio. Autoescuela live streaming. 3ª parte

Hoy finalizamos esta trilogía para construir un método que atraiga las miradas hacia nuestra querida autoescuela.

Pero antes, repasemos lo anterior visto para que conozcáis más en detalle lo que hablamos.

En el primer episodio planteamos cómo localizar en redes sociales a nuestro potencial alumno, conocimos los dispositivos que utilizaremos en todo esto como una cámara, un micrófono e, inclusive, un ordenador para hacer una mejor emisión de nuestras clases online.

Y el segundo programa explicamos el funcionamiento OBS, una solución para realizar retransmisiones en tiempo real de nuestras clases de teoría con las atraer a nuestro público potencial.

Hoy vamos a hablar de más asuntos vinculados a lo ya aprendido y empezaremos conociendo el perfil de cliente al que nos vamos a dirigir.

El público al que nos dirigimos

Empecemos hablando sobre las edades de nuestros potenciales clientes.

El tramo desde los 18 a los 25 años es el patrón más general que se encuentra en las autoescuelas de España.

Es cierto que hay público de mayor edad y, por supuesto, que renueva sus conocimientos trás, tal vez, años sin conducir.

Aunque estos perfiles hoy no lo trataremos.

¿Cuál sería la red social más idónea para estas edades?

No tenemos un caballo ganador en este caso aunque es conocido que redes sociales como Snapchat e Instagram serían los lugares más interesantes para el público cercano a los 18 años.

Y, por otra parte, Facebook, Periscope, Twitter y Youtube serían plataformas más participadas por jóvenes del entorno a los 25 años y en adelante.

Respecto al sexo, no consideramos que sea un hombre o una mujer el perfil más presente en la autoescuelas.

Aunque sí es cierto que los centros de aprendizaje suelen atraer más público de un sexo que de otro en virtud de lo que le transmita el entorno y las personas.

Básicamente, como sucede en los gimnasios.

En España la redes sociales, como Facebook o Twitter, suelen tener algo más de participación masculina, aunque leventemente.

De forma contraria, Instagram, es más utilizada por mujeres.

Aunque en ningún caso de estos hay una mayoría aplastante que podamos revelar.

Es muy importante dinamizar la realización de las clases con el fin de hacerlas amenas para un público que valora mucho la imagen y el tono desenfadado.

Hablamos de un perfil joven

Por lo que, más que hacer un breve análisis segmentando el perfil ideal, pensemos en llamar la atención durante las emisiones en directo, buscando una conexión emocional.

Y, por supuesto, no vamos a considerar el emitir las clases y dejarlo todo así.

Es vital seguir dinamizando las comunidades que tengamos en las distintas cuentas de redes sociales para que también el entretenimiento sea relevante para terminar de convencer al futuro conductor.

Además, estaremos de acuerdo que muchos conductores obtuvimos el permiso gracias a la ayuda de nuestras familias.

Por lo que aunque atraigamos la atención de los potenciales alumnos, también debemos mirar hacia las personas que sufragan los costes del permiso de conducir.

Es básicamente la estrategia que siguen las fábricas y tiendas de juguetes.

Los niños son atraídos visualmente, pero son los padres (principalmente) los que deciden si se adquieren en virtud de varios factores como, por ejemplo, seguridad, precio, utilidad y aprendizaje.

Así que esforcémonos por conectar visualmente con nuestro público, pero también trasladar un mensaje de profesionalidad para el que abrirá su cartera en algún momento.

¿Se comprende la idea, verdad?

Podéis darle un vistazo a más contenidos vinculados al marketing online que Ana y yo hemos publicado.

Atención a la protección de datos

Hace unas semanas, no visitó en el podcast Daniel de Marketing Onlaw para hablarlos de la inminente aplicación en mayo de este 2018 del nuevo Reglamento General de Protección de Datos.

Podéis darle un vistazo al capítulo para conocer todos los detalles sobre la RGPD.

Y todo esto es muy importante porque en nuestras retransmisiones de clases teóricas pueden salir más personas que únicamente el profesor que las imparte.

Imaginaros que utilizamos más de una cámara y variamos las escenas para cubrir mayor parte del aula con el fin de dinamizar todo de la mejor manera.

Seguramente se vean alumnos que están asistiendo presencialmente en la propia autoescuela.

En principio, tendrán los 18 años cumplidos, pero consideremos que alguien tenga mucha prisa en obtener su carnet de conducir y quiere presentarse a la parte teórica con menos de esa edad.

Además, puede que ocasionalmente salga en la escena y durante unos segundos algunas de las personas que trabajan en el centro.

Por lo que, considerando estos casos que acabamos de mencionar, varios perfiles pueden participar involuntariamente durante la emisión y deberíamos tener las espaldas lo más cubiertas posibles.

En primer lugar, tenemos que regular la participación voluntaria e involuntaria, indicándose todo en un documento que registre estas posibles situaciones.

Por otra parte y muy importante, obtener el permiso del mayor número de personas que pudieran verse partícipes.

Nos referimos a los alumnos, haciendo hincapié en los menores de edad y también al personal del centro.

Así nos evitaremos problemas de partida.

Si tenéis dudas concretas de vuestro caso y os gustaría resolverlas, podéis consultarlas a Daniel o a David de Marketing Onlaw. Seguro que estarán encantados de atenderos.

Complementando con una idea de negocio

Ya lo comentamos en el primer episodio de esta trilogía sobre marketing online para autoescuelas, tenemos diferentes opciones para complementar nuestra estrategia de emisión en vídeo.

Pensemos en una persona que viva muy lejos y que no asistirá nunca a nuestro centro de formación vial para obtener el permiso de conducir.

En un perfil de cliente que quiere ahorrar lo máximo posible para conseguir su carné y se presenta por libre al exámen teórico.

Seguramente, tengan un libro prestado y esté haciendo test utilizando alguna app en su teléfono.

Pero, ¿Quién resuelve las dudas particulares de esa persona?

La información de Internet es una opción, pero no es certera al 100% como la respuesta de un formador de conducción.

Es aquí donde tenemos que centrarnos en cubrir la necesidad, en la resolver dudas específicas.

Permitir consultarnos todo lo que necesite conocer a cambio de pagar una pequeña cuota de suscripción recurrente hasta el día que se presenten al examen teórico.

¿Como crear un membership site de contenido para autoescuelas?

Podemos plantear todo como un membership site de contenido siguiendo las prácticas que ya tratamos en su día en el podcast.

El planteamiento es sencillo: Los suscriptores pagan una cuota por preguntarnos sus dudas sobre su manual de teoría y conseguir una respuesta a cambio.

Con un precio muy accesible y pensado para el tiempo que durará la preparación del examen, tenemos una opción muy interesante que se nos ha ocurrido, aunque no tiene que ser la mejor para vuestro caso.

Cobrar una cuota quincenal que da un margen temporal para realizar consultas a la par que el alumno aprenda los contenidos del manual.

Si se necesita ampliar el tiempo de suscripción, simplemente se renovará por otro periodo quincenal.

No se ha valorado demasiado la opción de un mes puesto que bien conocemos que la persona que esté motivada en conseguir un objetivo, reducirá todo lo posible el tiempo invertido en alcanzarlo.

A la par de ello, poner una cuota de entre 10 y 15 euros cada quincena, es un precio razonable y que el alumno sumará a los costes de las tasas del examen de teoría.

Y si el resultado le es favorable, se verá interesado por el servicio.

Una base fundamental que aporta solidez a este modelo de negocio es que el perfil de cliente es un joven con, tal vez, con recursos económicos justos, en una época en la que estudia constantemente y se apoya de manera nativa en el uso de nuevas tecnologías.

Además, no nos tenemos que quedar únicamente en una especie de sistema de tickets de soporte, si no en ir generando una biblioteca de preguntas y respuestas frecuentes con las dudas del resto de suscriptores.

Conseguiremos dos objetivos con ello:

  1. El alumno responde rápidamente a su duda.
  2. Podemos mejorar la escalabilidad del proyecto al reducir el tiempo de atención de preguntas recurrentes que atendemos.

Pero esto no queda así de simple, si en nuestra campaña de captación para este servicio de suscripción mencionamos las clases teóricas gratuitas y emitidas online, imaginar la extensión geográfica de toda la península española.

Inclusive, promocionar esta membresía premium a través de cada emisión de clase teórica.

Así cruzaremos la promoción de nuestros servicios, enseñanza presencial y soporte virtual de consultas.

Sin duda, una manera de ampliar nuestra cuota de mercado saliéndonos del arquetipo de alumno que asiste desde comienzo a fin para aprender a conducir.

Promocionar esta metodología de estudio, diferente a la común, también puede ayudarnos a escalar nuestra autoescuela.

Unas anotaciones finales

Esto no queda así, podemos generar más contenidos sobre las preguntas más frecuentes en los alumnos y crear vídeos donde realizar alguna práctica con trucos y consejos que faciliten el aprendizaje de los futuros conductores.

Emitir diferentes clases en diferentes redes sociales para balancear el esfuerzo entre ellas hasta que confirmemos desde donde nos provienen mayor tráfico de potenciales alumnos.

Aun con ello, siempre podemos captar la atención en otros canales sociales donde probar suerte.

No tenemos que cerrarnos las puertas a las cuatro redes sociales que hemos mencionado en estas semanas.

Imaginación al poder para encontrar donde se encuentra el público que buscamos.

Y, por supuesto, aunque el desarrollo de esta trilogía de podcast se haya centrado sobre el hipotético negocio de una autoescuela, no significa que sólo sea aplicable en este caso.

Pensar que hemos hablado de video en streaming, de redes sociales, de técnicas y dispositivos.

¿Por qué no vamos a poder aplicarlo a otro negocio fuera de la formación vial?

Lo importante es que emitir en tiempo real, atrae la atención de mucho público en plataformas sociales a las que podemos, posteriormente, ofrecerles algo y, a ser posible, en formato digital para que podamos hacer crecer nuestro negocio de una manera más sencilla.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

Deja un comentario