Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

5. Recursos económicos y tecnológicos con los que comenzar

Recursos económicos y tecnológicos con los que comenzar

En este nuevo podcast, Héctor cuenta que todo emprendedor que se lanza a llevar a cabo su idea profesional debe de tener un plan financiero para organizar sus recursos económicos que incluya el tiempo previo al lanzamiento y durante el desarrollo inicial de la actividad. Considerando que en este plan se deberán incluir:

  • Fondos iniciales para poner en marcha el negocio que cubrirán los gastos a nivel particular de nuestro entorno: Alquiler, hipoteca, alimentación, servicios como electricidad, gas, agua, teléfono, Internet y otros de contratación mensual. Aquí hay que tener claro que inicialmente deberíamos de subsistir con nuestros ahorros y con la prestación por desempleo, (si disponemos de ella). Está claro que tendremos que reducir cualquier gasto prescindible con el fin de permitirnos pasar algunos meses sin tener ingresos hasta conseguirlos.
  • Por otra parte, fondos para la compra de productos de venta. Tal vez no sea tu caso, pero algunos formadores incluyen en sus servicios materiales para la completar su formación en algún aspecto. Por lo que en este caso, sería necesario comprar stocks.
  • Una parte del capital que dispongamos debe de ser dirigida hacia las inversiones que vamos a realizar. Si comenzamos desde nuestra casa, una biblioteca o coworking, reduciremos mucho este fondo pero si vais a trabajar en un pequeño despacho, posiblemente necesitéis mobiliario y la contratación de Internet y luz. También considerar que aquí entran la compra de equipos informáticos o la formación que precisemos para mejorar nuestras cualidades profesionales.
  • Cuando llegue el momento, debes de darte de alta como autónomo y ello conlleva un gasto inherente. El trámite inicial lo puedes hacer tu o pedirle a una asesoría laboral, fiscal y contable que los realice por ti y que gestione tus facturas, tanto las que emitas como las que recibas. Héctor, recomienda que un profesional o una empresa haga estas labores por ti. Principalmente porque es de considerar que hay que abrir un nuevo frente para conocer la materia legislativa que nos afecta y, por supuesto, corremos el riesgo de cometer un fallo, por ejemplo, al no presentar un documento en su momento o simplemente mal cumplimentado. Como siempre se ha escuchado; “zapatero a tus zapatos”. Dejemos a otros que se encarguen de ello y nosotros vamos a centrarnos en lo que nos acomete. ¿Comprendéis? El coste por las tareas que realizarán por ti no será un gran desembolso. Si buscas un poco por Internet, encontrarás a profesionales que por 25€ mensuales te ayudarán. Procura buscar feedback al respecto para evitar sorpresas por malas praxis.
    Por otra parte, la Hacienda española te pedirá su parte, lo que se denomina IRPF, (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Recuerda que, con carácter general, la formación está exenta de IVA en virtud del artículo 20, punto 9 de la ley IVA 37/1192. Si tenéis dudas sobre si el tipo de formación que impartiréis llevará IVA, es mejor resolverlo con un asesor fiscal.
    Adicional a todo esto, la Seguridad Social te va a pedir que contribuyas mes a mes. Actualmente, con la nueva ley aprobada por el Congreso en 2017 y que entrará en vigor en los próximos meses, hay una reducción del pago de las cuotas quedándose en unos 50 euros mensuales durante el primer año de actividad profesional que realices. Si ya habéis sido autónomo hace más de dos años, podréis solicitar acogeros a esta tarifa plana, como la denominan.
  • Finalmente, cita a los fondos económicos financiados bancariamente y que tendremos que devolver, antes o después, abonando su correspondiente interés. Héctor, no os recomienda “hipotecar vuestra idea” y siempre busquéis soluciones como el “bootstrapping”. Un término americano para hacer referencia comenzar vuestra idea sin recursos o muy pocos. Es decir, utilizar vuestros fondos económicos y ayudas de vuestro entorno para resistir hasta que tengáis ingresos. Es preferible trasladarse a trabajar al garaje o desván que pagar un alquiler. Siempre será mejor opción compartir servicios como Internet con un vecino que tener solicitar un microcrédito para cubrir vuestros gastos recurrentes.

A continuación, habla de que factores tecnológicos nos vendrán bien al arranque de nuestro proyecto.

Todo proyecto que tenga activida online debería contar con una serie de elementos básicos:

  • Un equipo informático. Cualquier plataforma puede servirnos. Apple, Windows o Linux son perfectamente compatibles con muchas de las aplicaciones que en el día a día utilizaremos y sobre todo las online. Recomendable sería pensar en un equipo portátil para facilitarnos la movilidad en el momento de deslocalizarnos durante las horas que nos pasemos frente a una pantalla de ordenador. Es importante considerar que tenga las suficientes prestaciones como para gestionar el software que utilicemos. Un equipo obsoleto puede que no nos favorezca, obligándonos a ralentizar nuestro flujo de trabajo por esperas ocasionales. Considerar que más de cuatro años para un equipo informático equipado medianamente es un argumento para ir pensando en renovarlo si empezamos a apreciar carencias en su rendimiento. Muy importante sería olvidarnos de que el equipo debe de estar optimizado y libre de virus y malware que nos impida sacar todo el potencial de nuestro ordenador. Procurar tenerlo al día nos ayudará a ser más eficientes. Recordar que es nuestra mejor herramienta y una visita al servicio técnico de turno nos podrá favorecer.
  • Pasemos ahora a la conectividad online. Suena obvio que nuestro proyecto necesitará una conexión estable y medianamente rápida que nos permita con normalidad realizar nuestras tareas en Internet. En el mercado disponemos de varias soluciones como la ya clásica ADSL, la extendida fibra óptica, las redes 4G o la conexión mediante satélite. Debemos ser coherentes con la contratación y plantearos que no por tener más velocidad, trabajaremos más rápidamente. Muchas veces no utilizamos toda la capacidad de la línea de conexión simplemente porque no la necesitamos. Otras veces el propio ordenador nos hace de cuello de botella al ralentizar el proceso que estamos ralentizando debido a que no tiene suficientes recursos o no estar optimizado. Si optáis por una solución 4G para vuestro ordenador portátil, recordar que no en todos los lugares hay buena conectividad.
  • En esta lista no deberíamos pasar por alto el hosting o alojamiento web donde tendremos nuestras cuentas de correo electrónico, nuestros sitios online y sus bases de datos. Aunque no entremos mucho en detalle, simplemente buscar a un proveedor responsable que ofrezca sus servidores dentro de España por asuntos legales si guardáis información personal y para favorecer el posicionamiento orgánico en Google dentro de vuestra región. Procurar que demuestre buenos conocimientos en materia de novedades tecnológicas para cualquier necesidad que pueda surgir. Respecto al precio, hay de todos los colores y sabores. El registro de un dominio y un alojamiento básico que se precie parte desde los 5€ mensuales.

Ya hemos mencionado algunos de los aspecto más importantes del hardware y la comunicación y ahora nos centraremos en el software.

En el mercado hay muchas soluciones para nuestras necesidades pero afortunadamente podemos contar con opciones gratuitas, “freemium” y “Open Source”.

Soluciones Ofimáticas

Fijaros que, por ejemplo, Google ofrece su suite ofimática. Un conjunto de aplicaciones online para la creación de documentos, hojas de cálculo, presentación multimedia y formularios. Todo esto es gratuito y, además, incluyen complementos creados por otros desarrolladores que te permiten incrementar las funcionalidades base que traen inicialmente. Todo es operativo online y podéis almacenar los archivos que necesitéis en Google Drive, un pequeño gestor de archivos que, de partida, cuenta con 15GB ampliables mediante unos planes bastante económicos. Si teméis la falta de compatibilidad con vuestros documentos de Office, no os preocupéis porque pueden ser abiertos igualmente. Tan solo con tener una cuenta de Gmail disponéis de esto gratuitamente de partida. Considerar que con el coste de compra de la suite de Office podréis pagar muchos meses de espacio ilimitado en Google Drive. Además, podemos compartir los documento rápidamente con las personas que queramos, otorgándoles permisos de acceso a la lectura y/o edición.

La soluciones “freemium”, en las que podríamos englobar a los ya mencionados Google Drive o Gmail, nos ofrecen unas funcionalidades iniciales sin ningún coste o a cambio de mostrarnos publicidad y si precisamos de más funciones, disponemos de planes económicos en virtud de nuestra necesidad. Internet está llena de recursos freemium que puede ayudarnos. Si queréis, más adelante podríamos hablar de muchas aplicaciones online de este tipo para vuestro día a día.

Plataformas web

Para completar, Héctor cita esencialmente a las de tipo “Open Source”. En Internet hay muchos desarrolladores que consideran que el software no se debería vender o comprar, si no que debería ser colaborativo y sólo percibir ingresos por el soporte técnico o funcionalidades adicionales que ofrezcan sus creadores. Una fórmula que lleva muchos años funcionando y que cada día crece exponencialmente. En nuestro caso, vamos a centrarnos en herramientas para la creación de nuestros sitios online públicos de trabajo y promoción comercial. Simplemente os hablo de vuestra página web y de vuestro propio campus virtual. A él le gusta trabajar con “WordPress” como motor de creación de sitios web con una capacidad de adaptación y escalabilidad increíbles por su inmensa comunidad global. Considerar que fue concebido como herramienta para la creación de blogs, pero hoy en día nos permite integrar funcionalidades de comercio electrónico, galerías fotográficas y de vídeo, foros de usuarios, disponer de nuestra propia red social o crear áreas para usuarios que paguen por una suscripción o un contenido digital. ¡Un sin fin de posibilidades!
Por otra parte, “Chamilo”, un software para la creación de plataformas educativas, nos permite gestionar alumnos, profesores, contenidos formativos, exámenes y facilitar la comunicación gracias a sus herramientas internas. Una solución “Open Source” muy completa y rápida de aprender para los distintos roles de usuarios. Algo muy importante cuando quieres avanzar lo máximo posible, evitando complicaciones.

Herramientas de grabación de vídeo

Una herramienta que se demanda mucho por todos los que hacemos formación online es la encargada de grabar vídeo, de nuestra webcam o pantalla, junto al audio de nuestro micrófono. Algo muy práctico para generar contenidos audiovisuales para nuestros alumnos. Héctor, utiliza “Camtasia” aunque cada vez más usa “Loom”. Un software online y gratuito que nos permite capturar cualquier pantalla del ordenador o pestaña de nuestro navegador. Para los usuarios de Mac, el más conocido es “ScreenFlow” y uno de los que más adeptos está consiguiendo es “OBS” (Open Broadcaster Software). Una aplicación multiplataforma que muchos youtubers utilizan a diario por su gran capacidad para alternar y unir entre distintas fuentes de vídeo y audio permitiendo crear vuestro propio estudio de realización.

Útiles para edición gráfica

Finalmente, hace mención a otras aplicaciones que nos permiten la creación y edición de nuestros contenidos gráficos. Cuenta que si nos vamos del lado del “Open Source”, podríamos mencionar a “Gimp” un software multiplataforma alternativo al archiconocido «Photoshop» que cuenta con una gran comunidad en español. Y si preferís una solución online, disponéis de “Pixlr Editor”. Una solución fremium que os permitirá trabajar desde cualquier navegador que sea compatible con «Adobe Flash».

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

1 comentario en “5. Recursos económicos y tecnológicos con los que comenzar”

Deja un comentario