Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

22. Cómo vender microaprendizaje y píldoras formativas

22. Cómo vender microaprendizaje y píldoras formativas

Hoy tenemos entre las orejas un capítulo donde hablaremos sobre que esto del microaprendizaje, las píldoras formativas y como vender todo esto a nuestros alumnos virtuales. A lo largo del podcast de hoy veremos que son estos conceptos, descubriremos algunos casos reales de utilización muy interesante y idearemos cómo podríamos aplicarlos a nuestra estrategia de formación virtual.

¿Qué es el microaprendizaje o microlearning?

Cuentan los entendidos que se podría definir como un método de enseñanza fraccionada en pequeños contenidos relacionados entre sí.

Hace unos veinte años, en 1998, el señor Jacob Nielsen, acuñó este término como respuesta a la búsqueda de una solución que resolviese la situación en donde las personas no disponemos de demasiado tiempo para aprender nuevos conocimientos para nuestro desarrollo profesional.

En otras palabras, fragmentar todo lo posible la formación para que los alumnos puedan aprender en pequeñas porciones formativas mientras que siguen con su día a día.

A partir de aquí, de todo este concepto, apareció la “píldora formativa” o “cápsula formativa” que  le da un poco de forma a todo esto del microaprendizaje.

Además, podemos crear estas píldoras individualmente y unirlas para darle un contexto más completo y formar un lección o incluso un temario completo.

Características de las píldoras formativas

Las más principales son:

  • La brevedad: Esto ya lo hemos comentado antes, pero las lecciones que enseñemos deben de ser cortas, desde los pocos segundos y hasta 15 minutos.
  • La granularidad: Porque tenemos que centrarnos en un solo tema, concepto o idea.
  • Contenidos multimedia y didácticos: Apoyándonos en muchas herramientas digitales, podemos crear contenidos fácilmente asimilables por nuestros alumnos, donde ellos interactúen inclusive con ejercicios y prácticas finales.
  • Ser informal: Considerando su fraccionamiento y que podemos consumirlas a un ritmo libre y tal vez, fuera de un orden preestablecido, no hay una norma que nos haga consumir la información de una manera determinada y, tal vez, obligatoria.

Ejemplo de microaprendizaje cotidianos

Youtube está lleno de cápsulas formativas donde podemos aprender desde cómo cambiar la rueda de un coche que podría ser parte de un curso de mantenimiento de mecánica básico. También como hacer el nudo de corbata windsor, perfectamente un pequeño videotutorial que esté dentro de un curso de imagen personal. O, tal vez, un tip sobre cómo planificar la lista de la compra que forma parte de un curso de economía doméstica. Algo muy demandado en los últimos tiempos.

Pero no solamente esta red social nos ofrece casos muy comunes, también este podcast semana a semana aporta algo nuevo a oyentes que quieran emprender en Internet compartiendo sus conocimientos.

Cierto es que, en ocasiones nosotros superamos los 15 minutos, pero espero que nos disculpéis porque no siempre es fácil aportar todo lo que consideramos de interés y ajustarnos al tiempo. Aun con ello, vamos a procurar amoldarnos en futuros capítulos a ese tiempo todo lo que nos sea posible 🙂

Los blogs que tienen tutoriales del tipo paso a paso, incluyendo capturas de pantalla o fotografías, donde recogen muy concretamente información para resolver, por ejemplo, un ejercicio en Excel a través del uso de fórmulas matemáticas.

Si nos fijamos, podremos ver que este concepto de microaprendizaje está muy vinculado a la manera que tenemos de consumir los contenidos y cuando lo hacemos.

La movilidad y el aprendizaje (mobile learning)

Pensar en el aparatito que llevamos la mayoría de nosotros en el bolsillo de un lado al otro, en las veces que lo consultamos y durante cuánto tiempo lo hacemos cada vez.

Entonces, debemos de pensar en que si un videotutorial, un podcast o un artículo de blog se pueden consumir desde un smartphone, ¿por qué no pensar en facilitar la formación mediante este medio y en pequeñas dosis que le permitan a cualquier persona aprender poco a poco y a su ritmo?

En parte y para darle respuesta a esta cuestión nace el “mobile learning”, que conjuga a los dispositivos móviles y a la formación digital. Gracias a los contenidos accesibles desde un smartphone o tablet junto a la “gamificación” en la educación, un concepto que unifica aprendizaje y entretenimiento, podemos llegar muy lejos para reducir la barrera de acceso a nuestros alumnos online.

Que en ocasiones, consideran algo cuesta arriba el aprendizaje de densos temarios y la escasez del tiempo disponible.

Si os parece bien, le vamos a dedicar un capítulo del podcast entero a hablar, de manera más extendida, de estos conceptos como “mobile learning” y la “gamificación”.

El aprendizaje en centros de trabajo

Está claro que si vamos justos de tiempo a diario y con mucha carga de trabajo, estamos expuestos a pocas ocasiones donde poder seguir aprendiendo para desarrollarnos mejor profesionalmente.

Muchas empresas demandan formación cada vez más corta y efectiva y muchas veces esto no es compatible. Aunque viéndolo desde el punto de vista del microlearning, tal vez, podemos ir dando pasos constantemente gracias a dedicarle unos minutos diarios. Siendo una fórmula aceptable para ser compatible con los trabajos de nuestros alumnos de empresa.

Casos reales de utilización del microaprendizaje o microlearning

Cocina para todos

Estamos ante un canal de Youtube de dos hermanos, Mery y Juanma, que comparten vídeo-recetas fáciles de hacer, explicadas paso a paso y dirigidas a cualquier tipo de público.

A sus casi 1.500.000 de suscriptores les enseñan semanalmente y desde 2012, a crear platos tradicionales, innovadores, fáciles de realizar, saludables y hasta apetecibles postres.

Cuentan con algo más de 500 vídeos, en el momento de grabar este podcast, en diciembre de 2017, donde en videotutoriales de entre 3 a 6 minutos nos explican a realizar cada receta de cocina.

Tode este vídeo contenido está agrupado y categorizado, para no sólo favorecer el acceso, sino para que los alumnos puedan escoger aprender sobre un tipo de cocina que les interese sobre el resto.

Una información bien sintetizada, unida a muchos planos de imágenes sobre el proceso de elaboración, han conseguido despertar el interés de muchas personas que están aprendiendo a repetir lo mismo que hacen en este canal.

Descubrimos de este ejemplo el cómo se puede enseñar en pequeñas cápsulas a elaborar un abanico gastronómico que cualquiera de nosotros podría aprender diariamente si nos los propusieramos.

Conoce este canal de cocina en Youtube.

Waitsuite. La app para aprender idiomas en segundos muertos

Pensar en aquellos momentos de nuestro día a día donde estamos a la espera de que algo acabe, un transporte llegue a su destino o que una persona venga a nuestro encuentro.

¿Cuánto tiempo desaprovechado en estas esperas, verdad?

Resulta que el MIT, (el Instituto Tecnológico de Massachussetts), ha desarrollado una app móvil muy interesante que nos permite aprender un idioma mientras que esperamos a tareas como que nuestro móvil se conecte a una red wifi, se actualice alguna otra aplicación, esperamos a que nos conteste un amigo por el chat tras escribirle nosotros, durante la espera de que un mensaje de email nos llegue, o durante el tiempo en que llega el ascensor.

Según los estudios que el propio MIT realizó con un grupo de voluntarios, descubrieron que los  usuarios aprendieron diariamente una media de 4 palabras nuevas y más de 57 después de dos semanas.

Fijémonos que no sólo puede ayudar a una persona a aprender un idioma, también evita que haga otra tarea menos productiva como entrar a ver su cuenta en Facebook o un juego. Y lo que es peor, que se quede allí durante más tiempo.

El éxito de la herramienta podría encontrarse en estar bien integrada en las aplicaciones que utilicemos frecuentemente y que generan un tiempo de espera.

Aunque esta app móvil está en desarrollo y muy pronto podremos utilizarla, sus creadores cuentan que podría aplicarse no solamente a aprender idiomas, también otras materias como con terminología propia, como la medicina y el derecho. Y también podría ser útil en matemáticas.

Seguro que si pensamos, algún que otro uso le podríamos dar, ¿no creéis?

Por el momento, el MIT, tiene operativa una versión mucho más sencilla que se integra en Google Chrome para darnos la oportunidad de aprender vocabulario en inglés mientras utilizamos el chat de Google

Dale un vistazo a esta extensión de Chrome.

¿Cómo sacar rendimiento del microaprendizaje o microlearning?

Lo primero es tener claro que deberíamos estructurar el temario del curso que tenemos entre manos o en mente de manera que se pueda consumir en pocas dosis y a un ritmo adaptable a nuestro alumno virtual.

Si utilizamos el formato del vídeo para formar a nuestros clientes, consideremos en acortar cada lección, para favorecer el aprendizaje y, además, ofrecerlo en un mensaje comercial de nuestro valor añadido. Destacar esta fortaleza puede ser un atrayente para captar nuevos alumnos digitales.

Darle un vistazo al capítulo 19 del podcast donde hablamos de la importancia del vídeo en la formación y cómo aplicarlo a nuestra estrategia en Internet.

Mensajes como “Aprende a mejorar tu nivel de inglés con sólo 15 minutos al día” y acompañarlo de un vídeo demostrativo con una lección cualquiera e inclusive de un recurso descargable, para demostrar la calidad del producto, puede convertirse en el factor que favorecerá la compra de un curso.

También, siguiendo nuestra estrategia de creación de contenidos, iniciada en el capítulo 6, podemos plantear crear esas pequeñas píldoras formativas y darlas a conocer ante nuestro público potencial.

Y no solamente hablamos de crear vídeos. Ya comentamos anteriormente en este podcast, la posibilidad de ganar suscriptores simplemente enviándoles a diario un email con un nuevo concepto a aprender y muy fácil de asimilar.

Tal vez, una palabra anglosajona con su significado en español e inglés para mejorar el vocabulario de los suscritos al boletín diario.

Y es que es cuestión de ver cómo aplicar pequeñas dosis de aprendizaje a diario para enganchar a un público potencial o favorecer el aprendizaje a nuestros alumnos.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

1 comentario en “22. Cómo vender microaprendizaje y píldoras formativas”

Deja un comentario