Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

3. ¿Quién dijo miedo al fracaso?

Quien dijo miedo al fracaso

En el capítulo de hoy, Héctor, nos habla sobre el temor del emprendedor y la lucha interna de evitar el fracaso. Nos enumera algunas de las causas que generar terror al emprender:

  1. Perder nuestro dinero invirtiendo en un pozo sin fin. Y es que no es fácil ver cómo nuestros ahorros van colándose por un desagüe sin obtener resultados esperados.
  2.  Tener incertidumbres sobre si la idea tendrá futuro. Contrasta tus ideas siguiendo un sencillos pasos que vimos en el podcast anterior.
  3.  Tomar malas decisiones al elegirlas.
  4.  Dejar un empleo “seguro”.
  5.  Arrastrar a otras personas que queremos a un precipicio.

Y es que debemos de ver el fracaso como una oportunidad de intento y no como un desastre.

  • La mentalidad europea fomenta el error como un fracaso estrepitoso, mientras que en América forma parte del proceso de la vida de cualquier persona.
  • Walter Elias Disney, más conocido como Walt Disney, !fue despedido del periódico donde trabajaba por falta de creatividad! Lejos de frustrar sus ansias creativas, continuó delante y apostó por su famoso Mickey Mouse pero necesitaba conseguir que un banco le financiara los 15.000 dolares que necesitaba. 305 intentos le costó hasta que logró el dinero. Como él decía, “Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos la valentía de perseguirlos.” ¿Os imagináis teniendo que visitar tantos bancos para conseguir financiación? Para él cada intento le dejaba un poco más cerca de su sueño, producir sus películas animadas.

Héctor nos cita algunos consejos para superar los temores comunes al emprender:

Aceptar el riesgo: Todo negocio conlleva un riesgo. Sino fuera así todo el mundo tendría un negocio propio. Muchas veces, quien más arriesga, obtienen un mayor beneficio.

Planificar, organizar y persistir.

  1. El tener todo lo mejor atado posible te beneficiará de poder evitar una fuente de estrés muy común, la de creer que dejas algo por hacer en el momento clave de tu idea.
  2. Buscar medios para ser productivo te ayudará a beneficiarte de una sensación de realización increíble. Tener sensación de “perder el tiempo” generará pensamientos negativos.
  3. Considera que cualquier logro lleva su tiempo. Si te frustras al no conseguirlo a la primera o segunda, te será difícil conseguir avanzar hasta el siguiente peldaño de tu escalera profesional.

Visualizar el resultado. Llena tu mente con ideas positivas, imaginando donde quieres estar en un futuro a medio plazo.

Comparte tu tiempo con otros emprendedores para escuchar y alimentarte de sus experiencias personales. El escuchar a otras personas cómo han lidiado con sus problemas, no tiene porque darte una pista de cómo se resuelven los tuyos, pero si que empatizarás con la sensación de logro por resolver el problema.

Lee y conoce las historias y biografías de otros emprendedores que consiguieron su sueño. Una mentalidad abierta como la de ellos te ayudará e inspirará.

Crece en una pequeña burbuja idílica. Sería una forma muy especial de rodearte de buenos sentimientos y pensamientos, dejando a un lado los problemas frecuentes del día a día. No significa que apartes tu mirada de lo que te rodea, pero no acudas a fuentes de información, como Informativos o programas en medios que hablan de las particularidades negativas de la vida en sociedad y la política. Ya sabéis que ellos viven de las noticias que llaman la atención y hoy en día, la mayoría se centra en aspectos negativos, desafortunadamente.

Refuérzate en tu entorno. Amigos, familia, pareja. Ellos te escucharán y te sabrán apoyar en los momentos complicados, que como bien te puedes imaginar no serán pocos.

Escucha rápidamente el feedback, opiniones, de los demás. Piensa que siempre tienes tiempo de virar tu rumbo si el camino no es el correcto, pero cuanto antes lo hagas, antes conseguirás comenzar el sendero hacia el siguiente paso que te dejará más cerca de tu meta.

Finalmente, nos explica como hizo posible salir adelante en el momento en que emprendió con algunas pautas:

  • La sensación de quedarse sin empleo de un día para otro.
  • Viviendo de una prestación por desempleo y con los ahorros temporalmente. Obviamente hay que apretarse el cinturón y eliminar los gastos superfluos e innecesarios.
  • Contrastando con aquello, comenzar a disfrutar de una sensación de libertad y de poder dirigir su rumbo hacia donde quisiera.
  • Teniendo en cuenta que las cosas no cambian de un día para otro. Hace falta tiempo para que las aguas se vayan encauzando poco a poco.
  • Estar al pie del cañón, día tras día tras siete años.

Recordad que la mejor manera de luchar contra los pensamientos negativos es la de generar sueños y esperanza. Como nos decía Disney, “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

1 comentario en “3. ¿Quién dijo miedo al fracaso?”

Deja un comentario