Recursos, novedades, experiencias y motivación para docentes, formadores y emprendedores que quieran destacar enseñando online.

32. Monetizar con afiliación mi proyecto de e-learning

32. Monetizar con afiliación mi proyecto de e-learning

El tema de hoy es recomendar productos y servicios de terceros para obtener beneficios económicos.

En pasados capítulos ya hablamos de otras opciones para ayudarnos a rentabilizar nuestras ideas emprendedoras:

Hoy vamos a tratar de rentabilizar el contenido gratuito que generemos para nuestros seguidores de e-learning.

Esto no significa que no podamos, adicionalmente, ofrecer un servicio de formación en nuestro campus virtual a nuestros alumnos, si no que vamos a idear un plan para hacer sostenible la creación de contenido que ofrecemos gratuitamente a nuestros seguidores.

En Internet hay muchas formas de monetizar nuestro trabajo. Podemos combinarlas siempre que no nos penalicen en algún momento.

Todo lo que aportemos tiene que ir a favor de nuestro público potencial y de nuestra rentabilidad económica.

¿Qué es y cómo funciona la afiliación?

Una de las opciones disponibles para monetizar el contenido gratuito que publiquemos es la de recomendar productos y servicios por los cuales, en caso de una venta o interacción, nos reporte un beneficio económico.

A esto se le llama recomendación por afiliación.

Imaginemos que tenemos un blog donde hablamos de asuntos de formación para una temática concreta, a la que nos dirigimos a nuestros potenciales alumnos, y les recomendamos productos y servicios de otras personas.

Obviamente, deben de resultar interesantes para la persona que se está informando a través de nosotros. De otra manera no podría servir de mucho. ¿No?

Cada link, enlace que creemos, llevará al visitante a un sitio web donde puede adquirir lo recomendado.

Este hipervínculo lleva una terminación especial. Normalmente es un pequeño texto con algunos datos a los que nosotros, como referidores, nos vincula. A esto se le llama parámetro.

Es una dirección web única, pero para el visitante no hay ninguna diferencia visual en la web de destino a diferencia de que no usara el enlace que le hemos proporcionado.

Un ejemplo de URL de referidos podría ser: www.servicio.com/referido=hector

Internamente, a nivel de programación, el sitio web de destino guarda dentro de un fichero llamado “cookie” nuestro identificador. Siguiendo el ejemplo de antes, sería “hector”, pero podría ser cualquier palabra con caracteres alfanuméricos.

Ahora, cualquier compra, contratación o suscripción que haga nuestro referido y que llegó allí por nuestra recomendación a través de un enlace, nos dará una comisión sobre el importe que haya pagado. Así de sencillo.

Tipos de programas de afiliados

Pago por venta

Muy sencillo de explicar. Nuestro referido llega al sitio web al que le hemos recomendado, compra o contrata algo y a nosotros nos abonan una comisión por esa venta. En algunos lugares es un porcentaje del importe y en otros, una cantidad fija.

Pago por clic

Simplemente nos pagarían por llevar visitantes a un sitio web concreto. Como es lógico aquí el número de personas es muy importante. Hay que enviar, en algunos casos, cientos de personas, a través de nuestro enlace, para que se note en nuestro saldo de beneficios.

Pago por lead (contacto)

Las empresas pagan en función del número de personas que se apuntan o suscriban como clientes potenciales. En ningún caso tienen que comprar directamente. Tal vez, se apunten para alguna actividad como un seminario online, recibir newsletter a su email o a un sorteo.

Para no perder las comisiones

No muy frecuentemente alguien llega a una web mediante un enlace de afiliados y hace una compra directamente.

En ocasiones, solamente se amplía la información que se ha conocido en el origen y se deja a un lado mientras que se medita el comprar o no.

Esto podría ser un problema para nosotros porque se perdería una comisión por no finalizar la transacción en el momento que picó en el enlace.

En la mayoría de sitios web que promocionan sus productos y servicios mediante programas de afiliación, guardan durante un periodo de tiempo ese fichero “cookie”, del que antes hablamos, para que aunque pasen varios días, si nuestro visitante entra en la web referida aunque sea escribiendo manualmente la dirección de la página, se mantengan nuestras credenciales como referidores y nos asignen la comisión.

Lo normal es reservar esa preferencia durante 30 días, aunque hay plataformas que llegan a los 90 días.

Los pagos

Raro es el sitio web que abone directamente cada compra de afiliados tras el pago. Lo normal es que se acumulen varias compras para abonarlas todas juntas.

En algunos casos, hay que llegar a un mínimo para que se desbloqueen los pagos y en otros, que es lo más habitual, se realizan periódicamente una vez al mes.

Algunas web que tienen programas de afiliados hacen sus pagos en cuentas de Paypal y otras abonan el saldo directamente en una cuenta bancaria.

A efectos de pago de impuestos, se deben de declarar anualmente como beneficios cuando hagamos el ejercicio del IRPF. Más conocido como declaración de la renta. Al menos, en el caso de España.

Hay que considerarlo también

Hay una parte complicada, no cabe duda. El principal problema de los programas de afiliados es que salvo que nos recompensen con una jugosa comisión, los márgenes suelen ser bajos o muy bajos en algunos casos.

Aquí funciona la expresión “cuantos más, mejor”. La idea es que si nosotros tenemos un tráfico de visitas alto, más posibilidades hay de que llegue al lugar de destino, donde obtenemos los beneficios, un número de personas que con sus compras o suscripciones nos ayude a incrementar nuestro saldo de comisiones.

Otros los aspectos que debemos de mantener dentro de un equilibrio es que no podemos recomendar todo tipo de productos por muy beneficiosos económicamente que sean.

Si nos dedicamos a la formación online, deberemos esforzarnos en ofrecer a nuestros seguidores soluciones relevantes, pero no productos y servicios de todo tipo, como si fueramos una tómbola.

Pensar que podemos utilizar una estrategia de afiliación y combinarla con nuestro membership site de contenido o comunidad.

Por lo que no perdamos nunca nuestra imparcialidad y nos dejemos arrastrar tan rápidamente por los números económicos. Porque penalizará nuestra imagen como formadores.

Recomendar y beneficiarios de sólo lo que recomendarías si no os pagasen por ello. No merece la pena, a largo plazo, vender nuestra alma al diablo por unos euros.

Formatos de afiliación para utilizar en Internet

Hemos hablado en el capítulo de hoy siempre de crear un enlace para nuestros lectores, pero hay diferentes maneras de llevar un público potencial a un destino donde nos repercutirán económicamente por ello.

Podemos generar contenidos en un canal de Youtube, hablar sobre un servicio o producto y recomendarlo a las personas que visualicen el vídeo.

Otra opción es la utilizar nuestras redes sociales, (Facebook, Twitter, Linkedin o Instagram, por ejemplo), para incentivar el tráfico hasta el lugar de destino, aprovechando nuestra comunidad de seguidores.

También sería un acierto ofrecer un contenido especial, enfocado a lo que queramos recomendar y enviarlo a nuestra base de datos de email. Tener cuidado de no quemar la relación con ellos si sois muy insistentes con estos aspectos.

Los foros son lugares donde se hacen muchas promociones de este tipo. Medir primero si tiene algún sentido y no perdáis nunca relevancia allí por culpa de promocionar de más recursos de afiliados.

Adicionalmente, si queremos llevar más haya la promoción de nuestro artículo o servicio recomendado, podemos promocionarlo en Google Adwords o Facebook Ads. Obviamente, tendremos que analizar que el margen del beneficio nos lo permita.

No os quedéis con crear enlaces de texto, también se pueden crear recursos gráficos como banners donde darle vistosidad a la promoción.

Aunque ya os aseguro que hay una “ceguera visual” respecto a los banners. La gente está muy acostumbrada a verlos intercalados en los párrafos y no les prestan atención.

A lo que sí se suele prestar más interés es cuando aprovechamos el propio contexto de la lectura para aportar el recurso de afiliación en un enlace tradicional.

Considerar que algunos promotores de programas de afiliados nos informan de los lugares donde no podemos hacer recomendaciones.

Esto es así porque, a lo mejor, el propio promotor utiliza ese canal o porque es contraproducente para el producto o servicio a recomendar.

¿Qué podemos recomendar como afiliados?

Ahora que ya conocemos cómo funciona veamos algunas plataformas de afiliación que puedan ser interesantes para nuestros alumnos digitales.

Cursos

Empecemos hablando de nuevo de los marketplaces que ya tratamos en un capítulo anterior del podcast.

Son plataformas de cursos online que, no sólo nos dejan publicar nuestros temarios de formación, también nos dan una comisión si ofrecemos los nuestros o los de los demás formadores.

Como estas dos tenéis muchas más en Internet. Recordar que debéis recomendar cursos que tengan afinidad con vuestro público potencial porque, de lo contrario, pasaréis de ser profesionales influyentes y con criterio a ser otra persona que ofrece cualquier recurso con el fin de ganar dinero.

Amazon

El programa de afiliados de Amazon es tan exitoso porque vincula el comercio y el contenido online.

Todo tipo de personas puede comprar libros en Internet y por sí mismo, este gran marketplace puede atraer a muchas de estas personas, pero hay muchos más lectores que navegan por Internet y que no pensarían ir de compras a Amazon.

Sin embargo, pongamos un ejemplo, el aprendizaje sobre la reparación de motores de coches, atraen a un público potencial que busca sitios web que hablen sobre el tema.

Si nosotros hablamos continuamente sobre ello y recomendamos un buen libro de reparación de motores que complementa nuestro aprendizaje es muy probable que nuestros seguidores quieran adquirirlo.

Amazon ganaría nuevos clientes y nosotros comisiones por su venta.

Desde luego hay que asegurarse de que la calidad de lo recomendado incremente la confianza con el lector para que no menosprecie la importancia de nuestro consejo.

De lo contrario, podemos arriesgarnos a dejar de tener influencia como formadores online.

Conoce de cerca la plataforma de Amazon afiliados

Redes de afiliados

Las redes de afiliados son un buen acierto para reunir empresas que disponen de programas de afiliados como creadores de contenido que quieran aprovechar estas campañas comerciales.

Hacen fácil la tarea de encontrar productos y servicios apropiados para recomendar en cada caso.

Por no hacer demasiado extenso el capítulo de hoy sólo vamos a mencionar algunos lugares en Internet donde podemos encontrar, de manera agrupada, muchas campañas de afiliación que puedan interesarnos.

Programa de afiliados de:

Ya las veremos ampliamente y en detalle en futuras entregas. Podéis darle ahora un vistazo para conocer cómo funcionan, cuáles son sus reglas y los beneficios que se obtienen.

Y con esto acabamos por hoy. ¿Os gustaría que habláramos más extendidamente de algún punto mencionado?

Estáis invitados a dejar vuestras opiniones, casos personales, dudas e invitaciones a un café 😉

Deja un comentario